Ayto Nuevo Baztán © 2014 - Todos los derechos reservados

Web diseñada por www.lawebdelinformatico.es

  1. INTRODUCCION - EL VALLE DEL BAZTÁN

La Iglesia se levanta por dos razones. Por un lado, porque la existencia de una iglesia es la que la que daba la legitimación como pueblo a un conjunto de construcciones, y por otro lado, para que la nueva población asentada tuviese facilidad de asistencia a misa y a la administración de sacramentos. Normalmente se construía una pequeña capilla en el interior del Palacio pero para aprovechar ese espacio se deja fuera del edificio palaciego.  Esta iglesia se pone bajo la advocación de San Francisco Javier poniendo de manifiesto de nuevo su navarrismo, ya que San Francisco Javier nació en el Castillo de Javier (Navarra).


La Iglesia por ello, es de aspecto muy reducido, estando  formada por tres naves cubiertas por bóveda de cañón con lunetos, un crucero bien proporcionado y Presbiterio rectangular.  Pronto se verá desbordada por el crecimiento de la población.


En el presbiterio se conserva el retablo mayor, obra de Churriguera pero nada “churrigueresco”,  elaborado en mármol de Cuenca y dedicado a San Francisco Javier. Constituido por dos cuerpos superpuestos con columnas pareadas de orden compuesto. En el cuerpo inferior se emplaza una hornacina de  medio punto con la estatua del santo titular, y a sus pies se alza el pequeño tabernáculo de planta centralizada que alberga el sagrario. En el cuerpo superior el motivo principal lo constituye un gran medallón central con la representación esculpida de San Francisco Javier bautizando al rey de los Ingas, rey pagano, rematado por un segmento de frontón curvo. En este relieve el verdadero protagonista es el hecho en sí del bautismo, Flanquean la escena las figuras alegóricas de la Templanza y la Fortaleza. El único elemento “barroco” del retablo es un cortinaje de estuco dorado enmarcando todo el retablo recogido en los costados por borlones y angelotes. Este complemento del retablo mayor sirve para dar al conjunto el efecto teatral y escenográfico que se echa en falta como pieza del Barroco en la que se enmarca.


El retablo principal se complementa con otros retablos menores ejecutados en madera imitando mármol. En ellos predominan las líneas curvas, frente al grafismo rectilíneo del Retablo Mayor. Tiene dos tribunas y coro en altura; una de ellas era utilizada por los Señores de Nuevo Baztán que contaban con el privilegio de poder comunicarse con la Iglesia desde su residencia, evitando tener en el Palacio un oratorio.

La cúpula es de media naranja, de dos cuerpos y con ocho ventanas. Según escribía el segundo párroco que tuvo esta parroquia llamado José de Aldea, "en los cuatro ángulos, pintados cuatro santos que son S. Juan Baptistam, S. Fermín Obb y Mr., San Francisco de Asís y San Ignacio de Loyola, pinturas de Palomino". Fueron representados de medio cuerpo con sus respectivos atributos y enmarcados por una guirnalda floral. La cúpula no es visible al exterior al estar rematada por un chapitel de pizarra negra del mismo estilo que las que flanquean la fachada y coronada por veleta de hierro.


Hay en la Iglesia dos criptas, construidas en ladrillo visto, una bajo la bóveda central de una sola nave destinada a los señores del Palacio y otra más amplia, con tres naves y tres tramos que se extiendan por debajo de la plaza del mercado, destinada a los vecinos del lugar. En la principal estuvo enterrado Francisco Javier de Goyeneche que murió en Madrid el 4 de marzo de 1748. Según el Libro de Defunciones de Nuevo Baztán su cuerpo reposaba en la bóveda bajo el presbiterio (segundo tramo, segundo nicho), aunque se dice que él manifestó "quiero ser enterrado donde yace mi difunto padre y señor Don Juan de Goyeneche".


La entrada a la Iglesia está flanqueada por dos pilastras y cuatro columnas. Se encuentra en esta portada un arco de medio punto que cobija en su hueco la puerta. Encima del entablamento, una hornacina en la que se encuentra la figura de San Francisco Javier (obra del mismo Churriguera) cuerpo rematado por un frontón con cubierta a dos aguas.

La  fachada es propia del estilo de Francisco de Mora, a la que Churriguera ha añadido un doble frontón palladiano, haciéndola anteceder de un portal articulado. Pero barajando elementos tan heterogéneos, Churriguera ha obtenido un conjunto a base de planos interpenetrados y dispuestos en oleadas sucesivas que ahondan bastante bien en los efectos de claroscuro”.

La fachada está concebida con un hondo sentido escultórico y barroco sobre todo por la utilización de la luz que sirve para modelar y calificar sus superficies en vuelos y retrocesos atrevidos.

Interior iglesia Nuevo Baztán

Interior iglesia Nuevo Baztán

HISTORIA

Conoce la historia del pueblo

PROTAGONISTAS

Fundadores y referentes

PROYECTO

Diseñando Nuevo Baztán

CONJUNTO HISTORICO

Lugares que no te puedes perder

ENTORNO NATURAL

El encanto de la tierra

GUIA

Alojamiento y restaurantes

SITUACION Y PLANO

Como llegar a Nuevo Baztán

GALERIA DE IMAGENES

Momentos inmortalizados

ENLACES DE INTERES

Nuevo Baztán recomienda

INICIO

Página principal de la web

OFICINA DE TURISMO

Todo lo que necesitas a un click